El éxito de las pulseras LED en un desfile de moda

Así acompañamos a una importante firma a internacionalizar su ropa: organizando un desfile de moda innovador y una escaleta llena de aventura y espectáculo de luces

Los detalles siempre marcan la diferencia, y el mundo de la alta costura no es una excepción. En las pasarelas siempre se encuentran esos colores y acabados que enamoran a todos los asistentes, pero un evento de este tipo siempre puede subir un escalón más. En esta historia te contamos como Glow Experience subió al siguiente nivel uno de los eventos más comentados de la Madrid Fashion Week. No solo fue una pasarela más: las pulseras LED dieron el espectáculo necesario para que se multiplicaran las sensaciones vividas y, por tanto, las oportunidades para ser atractivos en el mercado.

Una presentación distinta del desfile de moda

Hemos tenido la suerte de acompañar a este cliente en su desfile anual de alta costura en una de las pasarelas del Madrid Fashion Week. En la industria de la moda, mantener la relevancia y cautivar al público son fundamentales. Para los diseñadores, la presentación de su marca de moda va más allá de mostrar prendas; es un reflejo de su identidad. La agencia de este diseñador tenia muy claro que con el desfile que quería hacer no bastaba para mantener la atención de la feria. 

Normalmente siempre se nos viene a la cabeza desfiles en ciudades como Barcelona: el caso de la feria 080 Barcelona Fashion. También en ciudad de México con el laureado desfile Dior crucero, que será presentado en Ciudad de México este 2024; el desfile Chanel o el desfile Victoria Secret.

Los grandes eventos son una fuente de inspiración. Siempre estamos pendientes de lo que nos traen los mejores festivales, y ya tenemos una lista de varios confirmados antes de abril de este 2024.

Cuatro modelos atendiendo las instrucciones para salir a desfilar

Pero el concepto de un desfile de moda puede ser tedioso si no logra conectar con el público. Unas simples diapositivas no sirven para toda la presentación. Había que añadirle algo más: las firmas de ropa que aparecían por allí eran muy importantes y la nueva colección que presentaban era anunciada por todo lo alto, para que llegara a un público más amplio. La prensa se hace eco de todo lo que ve, así que apostar por algo novedoso y sorprendente era el camino a seguir para presentar la colección. Querían repetir pasarela, y el año pasado les había costado mucho tener una nueva oportunidad de demostrar todo el trabajo que habían hecho.

Y que mejor manera de valorar el esfuerzo del estilista o el peluquero que dándole al evento, en aquella semana de la moda, una puesta en escena digna. El colofón final a un año de estudio milimetrado: los viajes habían estado a la orden del día para preparar lo que debía ser una jornada de emociones y nervios.

Y es que la propia pasarela era un viaje a través de la ropa. Así nos lo contaron la primera vez. Querían pasar por Japón, Tailandia, China, Rusia, Alemania, Italia, Reino Unido, España, África, Brasil, Argentina, Chile, México, Estados Unidos y Canadá. La vuelta el mundo en uno de los salones del evento, con detalles autóctonos de cada región, y con la intención de darle a la colección de moda ese aspecto internacional que diera cabida a una mayor repercusión. Así, la prensa de otros países podría valorarla y se darían a conocer las nuevas ideas que tenían para ofrecer.

La agencia tenía una gran inquietud por la tecnología que se podía aplicar al evento y que no se cayera en el equipo de iluminación básico que todas las pasarelas tienen al presentar su colección de ropa. Nos contaban que pasaban tantas firmas de ropa que los conceptos y las combinaciones de looks eran valoradas en su justa medida, pero las ferias demandaban romper con lo habitual y enfatizarlo todo mucho más. Las tendencias de moda eran importantes, pero solo si la presentación era la adecuada.

El desarrollo de un guion en el desfile

Modelo desfilando con un peinado extravagante y el público observando de fondo

Buscar ideas innovadoras era para la agencia algo complicado, pero necesario al organizar un desfile de moda. Pasaron por muchos técnicos de iluminación, sonido o equipos de producción y la base de una pasarela normal siempre la conseguían. Si querían tener a la firma contenta necesitaban recurrir a otros proveedores que cumplieran con las exigencias del guion, la contratación de modelos, el decorado, atrezo y elementos de ese calibre, como si de una obra de teatro se tratase.

El director de arte le sacaba todo el potencial a los diseños que aprobaba con la editora de moda de la marca, el DJ era parte fundamental del ambiente que había en la pasarela y el fotógrafo estaba especializado en sacar las mejores tomas en cada momento. No había elemento diferenciador, pero tampoco podían decir que les faltara algo en el backstage, incluyendo la comida y bebida del catering para la lista de invitados e integrantes del equipo.

A una persona del equipo de la agencia se le ocurrió algo para el día del desfile. La luz era algo que debían trabajar más e investigar nuevas maneras de mostrar las prendas jugando con ella. Con eso conseguirían atraer a un público específico, que buscase ser sorprendido con la ropa y accesorios de la pasarela.

El guion tenía dos momentos bien diferenciados durante todo el evento: mucha luz o poca luz. Era cuestión de implicarse más en ese aspecto, en ir más allá para sacarle todo el partido posible a ello. Solo apagar las luces y poner dos focos no bastaba, era mejor conseguir un efecto especial con luces ambiente.

Hot

Con nuestras pulseras LED llegaron más allá cuando se dieron cuenta que era el complemento ideal que buscaban. Un accesorio que no solo encajaba a nivel narrativo y artístico dentro del guion durante toda la pasarela, si no que brindaba la iluminación que se necesitaba en todo el recinto durante la noche y la tarde. 

En un evento de moda así los cinco sentidos están dispuestos a absorber todo lo que ocurre alrededor, y las pulseras entran en esa ecuación de forma perfecta. En cualquier desfile hay momentos que inevitablemente sorprenden cuando ocurren y que ayudan a que, si no se está seguro de que vaya a triunfar, finalmente lo consiga. 

Todo gracias a la compilación de emociones que generan los elementos dispuestos entre sí, brindando una experiencia en la que todos los sentidos se unen. ¡Hay miles de ideas que se pueden poner a prueba! Cada desfile es una oportunidad para experimentar.

La vuelta al mundo en la pasarela

Llega el gran día, y cualquier desfile de moda implica una previsión detallada de los acontecimientos. Un video promocional, la estrategia de marketing general, contratar los modelos y conseguir las piezas de ropa, o el control de acceso al recinto son cuestiones importantes a tener en cuenta, esencial para cualquier desfile. 

Después de definir estas cuestiones y acordamos unir fuerzas para llevar la experiencia un paso más allá, tomamos la escaleta inicial como referencia. El objetivo era aportar nuestro granito de arena en cada concepto y dar forma al tipo de formato de la presentación. Tras varias reuniones con la agencia y el equipo de producción asignado al lugar, entregamos las pulseras, la controladora y nos pusimos manos a la obra con ello para que el DJ lo tuviese todo listo para el día del evento. Son unas pulseras muy fáciles de usar y su controladora fácil de instalar.

¿Cómo pueden aportar las pulseras LED en el mundo de la moda?

La historia era sencilla, nada de giros de guion complicados ni una estructura enrevesada: la idea giraba en torno a la idea del Viaje al Mundo en 80 días, inspirado en la novela. Tocaba mostrar su creatividad al público, que se embarcaba en una aventura como los exploradores del planeta tierra en pleno 2023. España, el punto de partida, concretamente el sur. El desfile simularía un tablao de flamenco, y los modelos llevarían ropa inspirada en el baile regional.

¿Cómo actuaban las pulseras? Antes que nada, las pulseras se habían dividido en 3 grupos, dos que se encenderían con el color rojo y uno con el color amarillo: la bandera de España. Después de que comience el desfile, durante los primeros minutos, con las luces principales de la pasarela encendida, las pulseras harían que diera comienzo al desfile. Después, con las luces más tenues, y mientras comenzaban a salir los primeros modelos, los 3 grupos de pulseras iban creando un efecto de luz parpadeante entre sí con el color rojo y blanco.

El desfile continuaba y tocaba volar en un avión desde el sur de España hasta Londres, en Inglaterra.

El público, simulando ser pasajeros de ese avión, vieron que en la pasarela principal aparecieron varias azafatas, indicándoles a los tripulantes las salidas de emergencia y cómo inflarse el chaleco salvavidas.

Hot

Tras ello, las luces empezaron a bajar de intensidad y subir, mientras sonaba una alarma que iba acompañada de parpadeos rojos incesantes de todas las pulseras. Finalmente pudieron aterrizar sin problemas y continuar el desfile en el palacio de Buckingham, con una presentación de moda otoñal, en el que los maquilladores hicieron un gran trabajo.

Después de la travesía Europea, tocaba viajar a Brasil, pero en esta ocasión debían atravesar el Amazonas. Los sonidos de la selva se fundían en perfecta conexión con las pulseras, que emitían fogonazos verdes mientras atravesaban la selva y se encontraban tribus indígenas, que salían a desfilar a la pasarela. La tormenta también conseguía un efecto de lluvia en las pulseras con azules parpadeantes por toda la sala, y el amarillo cuando un rayo caía en un árbol cercano.

En Japón la aventura se daba por finalizada entre clubes de alterne nocturnos y karaoke, mientras los últimos modelos salían con un estilo muy futurista. Las pulseras brillaban al ritmo de la música hasta el final: las luces se encendieron y el público aplaudió.

Las pulseras vip para estos eventos pueden dar mucho juego en la escaleta. En la primera fila se encendieron con tonos rosas para ofrecer un homenaje a los expertos e influencers de alta costura que habían sido invitados para ofrecerles una nueva perspectiva, más tradicional, de la moda en sus países.

Repercusión en la industria

La experiencia inmersiva del guion, con el complemento tan importante que suponía la pulsera, dio cabida a muchas reseñas en blogs y revistas especializadas que se maravillaron con el ambiente que hubo en el recinto a la hora de presentar una nueva colección.

Un espectáculo medido hasta el último detalle, con cientos de personas entre el público grabando para sus redes sociales cada momento, con la repercusión que eso supone: más impresiones, más alcance y más número de seguidores en Instagram y TikTok, que superó por bastante sus récords de visitas con las publicaciones de la propia cuenta. Algo ideal para promocionar el desfile que vendrá a continuación.

Nuevos contactos, principalmente de tiendas con enfoques únicos y especiales, con los que intercambiaron deseos fructíferos de colaborar como patrocinadores en presentaciones tan destacadas. De esta forma añadieron nuevas oportunidades de negocio a su cartera y se pusieron manos a la obra con ello, además de tener suficientemente en cuenta a clientes individuales o de otros sectores que pudieran aportarles algún rédito en el momento de crecer.

Y como último resultado pero no menos importante: internacionalizar la marca y conseguir ese estilo transgresor que finalmente pudiera mostrar al mundo de la moda en otros países.

Prueba nuestra tecnología

¡Y aprovecha las promociones que tenemos disponibles para ti!

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.